jueves, 31 de diciembre de 2020

Un pueblo más inteligente

 Llevo unos meses en contacto con el mundillo de las smart villages, o aldeas inteligentes. El concepto es atractivo para una persona que vive en un pueblo pequeño y que intenta aprovechar al máximo las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías. He conocido algunos proyectos brillantes, como el del ayuntamiento altoaragonés de Anso, la mancomunidad de Encartaciones, o la iniciativa Apadrina un Olivo, en la que las nuevas tecnologías han venido a aportar herramientas para solucionar problemas existentes en entornos rurales.


El desarrollo del IoT, la ciencia de datos, la nube, las aplicaciones móviles, la extensión de la fibra óptica y de la cobertura 4G permiten pensar en soluciones a problemas que existan o puedan surgir. Por ehemplo, estas navidades nos hemos encontrado en Elburgo con problemas a la hora de celebrar algunos actos tradicionales, como el sorteo de regalos que organiza cada año el Grupo de Mujeres ARGIA, y que se había constituido como uno de los puntos fuertes de la celebración del 24 de diciembre en el municipio.

La solución a este problema la hemos encontrado en el uso de la tecnología: hemos creado el canal YouTube municipal, con el nombre de BurgeluTV. Además de colgar en el mismo varios videos que el Ayuntamiento ha ido encargado en los últimos años, lo utilizamos para transmitir en directo, por streaming, el sorteo de Argia.


La transmisión contó con 12 personas conectadas simultáneamente durante buena parte de la misma. Es una cifra que representa el 5% de la población del municipio, una buena cifra para el estreno de este nuevo canal de comunicación con los vecinos. 

En un futuro seguro que volveremos a recurrir al uso de soluciones de la mano de la tecnología para los problemas que se presenten en la vida de un pueblo cada vez más smart.